TORTUGAS DE AGUA DULCE

tortuga de agua dulce
Tortugas de orejas rojas

Las tortugas de agua son reptiles que han evolucionado con el transcurso del tiempo. Inicialmente sólo existía como tortuga terrestre, pero a lo largo de los años se ha ido adaptando al nuevo hábitat, lo que le supuso implementar los cambios físicos necesarios para poder moverse o respirar en el agua. Hay alrededor de 300 especies de tortugas y las tortugas de agua dulce son las tortugas más abundantes del mundo.

Es uno de los reptiles más comunes de nuestros hogares. Respiran de dos formas, una a través de los pulmones como las tortugas terrestres; y la otra a través de unas membranas similares a las branquias de los peces, que les permiten estar bajo el agua durante largos periodos de tiempo.

Tienen el caparazón adherido a su cuerpo, por lo que es imposible ver sus puntos de inicio y final, como en una tortuga terrestre. También tienen un cuello flexible y esbelto, que es muy útil a la hora de conseguir comida. Por tanto, la tortuga acuática es un animal que se ha adaptado físicamente y tiene la capacidad de sumergirse y permanecer en el agua sin sufrir la muerte.

tortuga de orejas rojas
Las tortugas están muy bien adaptadas al medio acuático

Se clasifican en dos tipos, las primeras son las tortugas de agua dulces que habitan en los ríos o lagunas, el resto son las tortugas marinas, que como indica su nombre, su hábitat principal son los océanos y mares.

Existen varias clases, de entre las que destacamos la Tortuga mapa de Mississippi, la Falsa Mapa y la Pseudemys. Quizá, la más conocida sea la Tortuga de orejas rojas o de Florida. Su apariencia llamativa y original, los movimientos torpes y lentos, así como el carácter pacífico que demuestran, la convierten en un animal muy querido y fácil de cuidar hasta para los más pequeños de la casa.

A continuación te mostramos algunas de ellas. Haz click sobre el nombre o la fotografía de la tortuga para una información más detallada.

¿Cómo son las tortugas de agua dulce?

Tienen un caparazón dorsal, que está compuesto por una estructura perfecta y compacta de placas. Se encuentra unido a su vez al plastrón a través de una pasarela lateral. Dado que las costillas están conectadas al caparazón, es imposible separar a la tortuga del caparazón.

caparazon de tortuga

A pesar de no tener dientes, es conveniente tener cuidado de que no nos muerdan, ya que poseen una boca puntiaguda, lo que en el caso de tortugas grandes podría ser peligroso. Por otra parte, su cuello es muy largo y flexible, y pueden estirarlo o encogerlo de forma muy rápida a su voluntad.

Gracias a sus dos sistemas respiratorios pueden aguantar bastante tiempo debajo del agua, hasta un máximo de dos horas, pero necesitarán salir a la superficie a respirar aire de vez en cuando.

Son muy resistentes y si se les cuida adecuadamante, pueden llegar a vivir muchos años.

¿Qué comen las tortugas de agua dulce?

Nuestras tortugas tienen dos tipos de alimento: los sticks o barritas de pienso; y los gammarus, que son crustáceos diminutos disecados, como una especie de camarón. La dieta ideal es complementar estos dos alimentos con otros, como pescado, carne o verduras, aunque estas tortugas son básicamente carnívoras. La ingesta de vitaminas también juega un papel clave, en forma de alimento para peces congelado.

¿Cómo se reproducen estos reptiles?

En cuanto a la reproducción, las tortugas de agua son ovíparas y ponen huevos en nidos excavados bajo tierra. Es importante saber que no es fácil lograr en cautividad la reproducción de estos quelonios, aunque si se dan las condiciones adecuadas se puede llevar a cabo.

reproduccion tortugas

Acuaterrario de las tortugas de agua dulce

Lo primero que debes comprender es que tu tortuga mascota debe tener un área acuática y un área terrestre. Se recomienda tener abundante agua para nadar y bucear, y descansar y esparcir huevos en un lugar seco. Se puede sacar del recinto para deambular por la casa, pero eso sí, hay que vigilarla para evitar contratiempos inesperados.

Las tortugas de agua son muy territoriales, pueden convivir con otros ejemplares pero sólo interactuarán con ellos para reproducirse. Cuanto más grande sea el acuaterrario, mejor, especialmente porque con el tiempo, las tortugas crecerán y el acuaterrario se les quedará pequeño. Si el depósito de agua es grande, es necesario equiparlo con un filtro que nos ayude a mantenerlo limpio.

Cuidados de estos quelonios de agua dulce

Aunque no requieren excesivos cuidados, sí que hay que tener en cuenta las siguientes instrucciones:

  • Cambiar el agua regularmente (se recomienda disponer de un filtro depurador).
  • Mantener limpio el acuaterrario.
  • Utilizar productos especiales para eliminar el cloro del agua del grifo.
  • Depositar en el habitáculo una pieza pequeña de calcio, que se disolverá poco a poco y que se puede adquirir en las tiendas de mascotas.
  • Alimentar a las tortugas una o dos veces al día, racionando las dosis, de forma que no queden restos flotando en el agua.
  • Es necesario que el caparazón reciba luz solar, con el fin de producir vitaminas y mantener el calcio.
  • Una opción optativa es acoplar un sistema de calefacción al acuaterrario, con el fin de disponer durante todo el año un agua tropical.
  • Pueden sufrir diversas enfermedades, aunque las más comunes son: infecciones oculares, bucales y otitis, hongos, avitaminosis A, salmonellosis y reblandecimiento del caparazón.
  • Después de manipular a estos reptiles, cambiarles el agua o limpiar el acuaterrario, es muy importante lavarse las manos, ya que a través de las heces liberan salmonella, con lo que podríamos contraer Salmonellosis.

Vídeo de tortugas de agua dulce

También te puede interesar:

Deja un comentario