SERPIENTES

cabeza de serpiente de cascabel
Serpiente de cascabel

Vamos a hablar de uno de los animales más fantásticos y enigmáticos del planeta, temidos y venerados por muchas culturas a lo largo de la historia. Se trata de unos animales mitológicos, las serpientes u ofidios, que son un tipo de reptiles (saurópsidos) que se caracterizan principalmente por la ausencia de patas (ápodos). Están emparentadas con los lagartos (orden Squamata) y se originaron en el período Cretácico. Algunas especies matan a sus presas por constricción (como por ejemplo las boas o pitones), pero otras lo hacen mediante el veneno, que es inoculado a través los dientes cuando muerden a sus víctimas.

Todos los miembros de esta especie son carnívoros. Se han identificado más de 450 géneros y 3460 especies. Se cree que las serpientes derivan de un tipo de lagarto, pero los detalles específicos de su origen no están claros.

Clases de serpientes

Las serpientes presentan una gran variedad de especies, casi tan amplia como los lagartos, aunque estructuralmente se pueden distinguir en venenosas y no venenosas.

Tipos de serpientes venenosas

A diferencia de las serpientes constrictoras, las serpientes venenosas cazan a sus presas mediante veneno. Hay muchos tipos diferentes de veneno. Su impacto en los seres vivos dependerá de las toxinas en las que se basan. Hay cinco familias de serpientes venenosas:

  • Los Atractaspidinos (Atractaspidiae): Algunas víboras.
  • Los Elápidos (Elapidae): Cobras, serpientes marinas y de coral, mambas y kraits.
  • Los Hydrophiidae: Parte de las serpientes de mar.
  • Los Vipéridos (Viperidae): Algunas víboras y las cascabel.
  • Los Lamprophiidae: la culebra bastarda.

Tipos de serpientes no venenosas

La mayoría de las serpientes del mundo no son venenosas. Éstas engullen a sus presas vivas o tras estrangularlas. Las familias de este tipo de serpientes son:

  • Los Colúbridos (Colubridae): la mayoría de las culebras.
  • Los Boidae: Las Boas.
  • Los Pythonidae: Las pitones.

 Si quieres conocer más sobre las serpientes venenosas y no venenosas más importantes del mundo haz click en la imagen o en el nombre.

¿Cómo se mueven los ofidios?

Es interesante ver cómo se mueven este tipo de animales. La estructura anatómica de la serpiente es especialmente adecuada para moverse sin tener extremidades. Pueden moverse cómodamente en tierra y en agua. Su piel está cubierta de escamas, el esqueleto les confiere una gran elasticidad y tienen una lengua bífida.

En comparación con los vertebrados cuadrúpedos, las serpientes tienen un centro de gravedad muy bajo, cerca del suelo, lo que produce mayor fricción y reparte mejor la masa corporal, al tener una mayor superficie corporal en contacto con el suelo. A pesar de esto, pueden nadar, bucear, saltar, cavar, escalar e incluso algunas especies pueden también planear.

Presentan diferentes tipos de movimientos terrestres. La forma más común es a través de la ondulación lateral del cuerpo, que comienza en la cabeza y termina en la cola. Otro tipo de desplazamiento implica el uso de una parte del cuerpo como ancla estática para impulsar el resto del cuerpo. Además, algunas serpientes también pueden usar sus músculos abdominales y escamas para moverse en línea recta.

Ciertas especies, especialmente las de ecosistemas desérticos, como la serpiente de cascabel cornuda (Crotalus cerastes), se mueven levantando la cabeza y moviendo la parte delantera del cuerpo hacia adelante. Luego levantan la zona media del cuerpo y la mueven. Durante este tipo de movimiento posee siempre dos partes de su cuerpo en contacto con el suelo y una en contacto con el aire. La mayoría de las serpientes no pueden desplazarse hacia atrás ya que lo impide las escamas ventrales ensanchadas que poseen.

Anatomía de las serpientes

Su esqueleto tiene muchas vértebras, generalmente más de 100, y algunas especies llegan a más de 400, lo que las hace muy flexibles. La longitud de la serpiente está directamente relacionada con el número de vertebras, además de con su ecología. Es por ello que las serpientes constrictoras tienen un mayor número de vertebras que las serpientes que usan otras estrategias para cazar.

anatomia serpiente
Anatomía de las serpientes

La mandíbula superior está unida al resto del cráneo frágilmente. Tiene la capacidad de desencajar la mandíbula y moverse libremente. Sus potentes músculos refractores le permiten una enorme abertura de la mandíbula y tragar presas de gran tamaño. Los dientes son afilados y curvados hacia atrás y se implantan en el maxilar superior y el inferior.

Algunas especies de serpientes, como las boas y las pitones tienen rudimentos de las extremidades traseras y de su cintura; en la parte externa tienen unas garras, y a cada lado de la cloaca, que juegan un determinado papel en el apareamiento.

¿Qué sentidos utilizan las serpientes?

La visión de las serpientes es limitada pero no evita la detección de movimiento. Algunas serpientes pueden detectar el calor. Sin embargo, esto no significa que tengan visión infrarroja, porque la información se transmite a áreas del cerebro distintas a la visión. Sólo perciben si todo se vuelve más cálido o menos.

Las serpientes tienen una audición muy limitada. Parece poco probable que las serpientes puedan oír claramente los sonidos en el aire, pero son muy sensibles a las vibraciones del suelo que viajan a través de sus mandíbulas. Las serpientes huelen mediante su nariz.

La lengua transmite partículas de aire al órgano de Jacobson situado en la boca para su examen. Otra característica de su lengua es que tiene dos extremos al final, por lo que se llama bífida (la lengua bífida se usa para capturar partículas químicas y percibirlas a través del órgano frontal de Jacobson).

¿Cómo es la piel de las serpientes?

La piel de la serpiente está cubierta de escamas. La mayoría de las serpientes usan escamas del vientre para moverse y adherirse a su superficie. Sus párpados están permanentemente cerrados, pero en realidad son escamas transparentes. Las serpientes cambian su piel con regularidad. Como si se tirara de una media, el cambio de piel se realiza en una sola vez. Esto se hace a medida que el animal crece y también para reparar heridas y deshacerse de parásitos externos.

Vibora cambiando de piel
El cambio de piel les ayuda a crecer, librarse de parásitos y curarse de antiguas heridas

¿Cómo son los dientes de las serpientes?

Existen varios tipos de dientes, según el hueso sobre el que se implanten. Los dientes maxilares son los más variados y los únicos que pueden estar asociados a glándulas venenosas; se pueden distinguir cuatro tipos principales:

  • Aglifos.

Son dientes macizos, pensados para sujetar la presa y no están diseñados para inocular veneno. En general son serpientes inofensivas para el hombre, con excepción de las grandes constrictoras (pitones, anacondas).

  • Opistoglifos.

Son dientes situados en la parte posterior de la mandíbula y conectados con glándulas de veneno, constituyendo un sistema de inoculación antiguo y no muy desarrollado (por ejemplo la culebra bastarda).

  • Proteroglifos.

Son dientes pequeños y fijos situados en la parte delantera de la boca, con un canal más o menos cerrado. Las cobras y las mambas poseen estos dientes.

  • Solenoglifos.

Son dientes a modo de agujas hipodérmicas. Es el sistema de inoculación de veneno más eficaz. Este tipo de dentición es característico de víboras y crótalos.

esquema de dientes de serpientes
Clasificación según el tipo de dientes de los ofidios

Formas de matar a sus víctimas

Según si la serpiente es venenosa o no, la forma en la que ataca a sus víctimas es diferente. Unas usarán el veneno contra ellas y otras usarán el estrangulamiento. Veamos cada forma por separado.

Veneno. ¿Cómo usan el veneno?

Muchas especies usan veneno para inmovilizar o matar a sus presas. Esperan a que el veneno surta efecto, para evitar posibles daños que la presa les pudiera ocasionar en la batalla por sobrevivir. El veneno es una saliva modificada que se inyecta mediante los colmillos.

El veneno de serpiente suele ser específico para su presa y su función como mecanismo de defensa es secundario. Como todas las secreciones de saliva, el veneno también realiza la función de predigerir los alimentos. Por lo tanto, incluso las serpientes «no venenosas» pueden dañar los tejidos.

El veneno consiste en una mezcla sofisticada de proteínas que atacan el sistema nervioso, destruyen la sangre y los tejidos y pueden afectar al cuerpo humano de diferentes formas.

extrayendo veneno de serpiente venenosa

En unas glándulas venenosas en la parte posterior de la cabeza se almacena el veneno. En todas las serpientes venenosas, estas glándulas tienen conductos que se abren dentro de los canales de los colmillos de la mandíbula superior.

Australia tiene el mayor número de especies venenosas del mundo. Sin embargo, en promedio, sólo hay una muerte por año. De forma contraria, en la India, cada año se producen 250.000 picaduras, lo que provoca unas 50.000 muertes. En España se producen cada año 1.500 mordeduras de serpientes, de las que de tres a cinco provocan la muerte de la víctima.

Estrangulamiento-constricción. ¿Cómo lo hacen?

La constricción es un método de estrangulamiento usado por algunas especies de serpientes para someter a sus presas. Aunque algunas serpientes venenosas y levemente venenosas usan la contracción para someter a sus presas, la mayoría de las serpientes que usan la contracción no tienen veneno. Inicialmente, la serpiente ataca a la presa y la agarra, envolviéndola con sus anillos.

Contrariamente a la mitología, las serpientes no rompen las huesos de la presa ni la aplasta. Se cree que las serpientes son lo suficientemente fuertes como para evitar que el aire entre en los pulmones de sus presas, causando la muerte por asfixia.

Sin embargo, algunas presas parecen morir más rápido de lo que se tardaría mediante la asfixia, por lo que también se ha propuesto que la presión contráctil hace que se aumente la presión en la cavidad del cuerpo de su víctima, siendo mayor de lo que el corazón puede soportar, provocando un paro cardíaco.

boa constrictor rodeando a su presa
Serpiente pitón atrapando a un roedor

Esta nueva hipótesis aún no ha sido confirmada, pero los datos indican que las serpientes pueden ejercer suficiente presión como para que este mecanismo sea aprobado.

¿Cómo se reproducen estos reptiles?

Las serpientes, en su mayoría, se reproducen poniendo huevos, pero algunas especies han desarrollado diferentes métodos. La madre retiene los huevos en su interior hasta que las crías se desarrollan completamente y pueden realizar una vida independiente.

serpiente pariendo a sus crias
Algunas serpientes son vivíparas y dan a luz a sus crías directamente sin poner huevos poner

En ocaciones, darán a luz a crías completamente formadas, y otras veces el grupo estará formado tanto por crías desarrolladas como por huevos.

¿Qué comen las serpientes?

Todas las serpientes son carnívoras y se alimentan de una variedad de presas, que incluyen aves, anfibios, mamíferos, peces o invertebrados e incluso reptiles, incluidos también ciertos tipos de serpientes. Las serpientes de tamaño pequeño a mediano generalmente se alimentan de presas indefensas, que pueden tragarse rápidamente. Sin embargo, si la presa se resiste, pueden adoptar técnicas como el uso de veneno o la constricción.

Las serpientes no pueden masticar la comida, así que la tragan entera. Las serpientes pueden tragar presas, que son tres veces el tamaño de su cabeza y su diámetro. Otra razón de su capacidad para tragar es la falta de huesos, como el esternón, por lo que la comida puede pasar sin problemas por el esófago y todo el cuerpo del reptil. Después de la ingestión, la serpiente debe estar letárgica para completar el proceso de digestión.

El proceso de digestión requiere de mucha energía y puede durar días o meses, dependiendo del tamaño de la presa.

piton comiendo a un cocodrilo
Una serpiente de gran tamaño, como esta pitón, puede atacar a animales de gran tamaño

Imágenes y fotografías de serpientes

Os dejamos algunas fotos más de estos místicos animales.

Vídeos de serpientes venenosas

También te puede interesar: