COCODRILO SIAMES

Hoy os vamos a hablar de uno de los cocodrilos más amenazados que existen y que si no fuera por la cría en cautividad para repoblar sus áreas de distribución históricas estaría ya prácticamente extinguido.

Se trata el cocodrilo siamés, de nombre científico Crocodylus siamensis, perteneciente a la familia Crocodylidae y que también es conocido entre otros nombres como cocodrilo de Siam o cocodrilo de agua dulce siamés. Disfruta del artículo que Todoreptiles ha preparado sobre este pequeño cocodrilo.

Taxonomía y clasificación

Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Sauropsida
Orden:Crocodilia
Familia:Crocodylidae
Género:Crocodylus
Especie:C. siamensis

Características físicas del Crocodylus siamensis

Esta especie de cocodrilo no es relativamente de las más grandes del mundo, más bien todo lo contrario. Su longitud no suele superar los 3 metros y su peso está entre 40 y 70 kilos. Las hembras suelen ser algo más pequeñas. En comparación con el cuerpo, su cabeza es un poco más grande y sus ojos y fosas nasales son prominentes debido a su estilo de vida acuático. Posee un hocico bastante ancho y liso y una cresta ósea elevada detrás de cada uno de sus ojos.

En cuanto a sus extremidades cuentan con cinco dedos en las patas delanteras y cuatro dedos en las patas traseras. Su cuerpo es de tonos verde oliva a marrón con rayas alternas.

¿Dónde vive el cocodrilo de Siam?

Históricamente esta especie estaba en Indonesia y en la mayor parte del sudeste asiático. Su área de distribución actual está muy reducida y fragmentada. Las poblaciones existentes se encuentran en Camboya, Indonesia, la RDP de Laos, Tailandia y Vietnam.

En Vietnam, las poblaciones silvestres están posiblemente extinguidas, siendo el primer país del área de distribución en el que esto ocurre, aunque se ha puesto en marcha un programa de reintroducción.

Están presentes en una amplia gama de hábitats naturales de agua dulce de tierras bajas, incluyendo ríos y arroyos de movimiento lento, lagos, pantanos y ciénagas. Durante la estación húmeda, los individuos se dispersan a través de los paisajes de agua dulce.

cocodrilo siames visto de cerca

¿Qué come este cocodrilo asiático?

Al igual que muchos otros cocodrilos, el cocodrilo siamés se alimenta de una gran variedad de presas, como invertebrados, ranas, reptiles, aves y mamíferos, incluida la carroña. Los adultos se alimentan principalmente de peces, pero también comen anfibios, reptiles y pequeños mamíferos.

¿Cómo se reproducen y nacen?

Se sabe poco sobre el sistema de apareamiento de los cocodrilos de Siam. Sin embargo, el sistema de reproducción habitual de los cocodrilos es la poliginia. Esto significa que un macho se aparea con más de una hembra.

La reproducción tiene lugar durante los meses de abril y mayo, época de la estación húmeda. La hembra pone de 20 a 50 huevos en un nido en forma de montículo y luego los vigila. Los huevos eclosionan al cabo de unos 80 días, cuando la madre abre el nido y lleva a las crías en sus mandíbulas al agua.

Se desconoce si los cuidados parentales se dan después de la eclosión. En cautividad, los cocodrilos del Siam alcanzan la madurez reproductiva a los 10 años, pero se desconoce si esto también ocurre en la naturaleza.


Este cocodrilo puede aparearse con el cocodrilo de agua salada, produciendo un híbrido popular para las granjas, ya que estos individuos crecen más que los cocodrilos siameses.

cocodrilo-asia-siamensis

Amenazas del cocodrilo siamés

Con menos de 1.000 adultos maduros que quedan en la naturaleza -algunos informes sugieren que sólo 500-, esta especie en peligro crítico corre un riesgo de hibridación aún mayor que otras especies de cocodrilos.

La caza comercial para el comercio de pieles y la recogida de animales vivos para abastecer las granjas de cocodrilos, a mediados y finales del siglo XX respectivamente, se consideran las principales causas de su declive. Las amenazas actuales incluyen la recolección ilegal de huevos, juveniles y adultos, la pérdida de hábitat, la captura accidental con artes de pesca y la vulnerabilidad de las poblaciones existentes debido a su pequeño tamaño.

La mayoría de los esfuerzos de conservación del cocodrilo siamés se iniciaron en la última década y son relativamente recientes.

Las grandes poblaciones cautivas de cocodrilos siameses mantenidas en granjas representan una fuente potencial para los programas de reintroducción, y las granjas de Tailandia y Vietnam han donado cocodrilos para este fin. Se han encontrado cocodrilos genéticamente puros en explotaciones en cautividad de Camboya.

Comportamiento y carácter de este cocodrilo de agua dulce

grupo de cocodrilos juntos

Hay muy poca información sobre la historia natural de esta especie en la naturaleza. Los adultos son territoriales, y marcan su territorio dando un fuerte golpe con la cabeza en el agua y chasqueando las mandíbulas en la superficie del agua.

Los animales dominantes nadan normalmente más arriba en el agua, y otros de la misma especie señalan sumisión nadando más abajo en el agua. Los ejemplares dominantes controlan el acceso a la comida, las parejas y los mejores lugares para anidar, tomar el sol y vivir.

Los cocodrilos se comunican con sonidos, movimientos, posturas, tacto y olores liberados por sus cuatro glándulas aromáticas. Los jóvenes llaman a los adultos cuando están en peligro y también son muy ruidosos cuando se alimentan. Los adultos suelen emitir un rugido fuerte, bajo y repetido, que puede ser repetido por otros adultos.

Cuando caza mamíferos, el cocodrilo espera cerca de la orilla del agua con sólo la punta del hocico y los ojos por encima del agua. Cuando un animal se acerca a beber, le ataca repentinamente, arrastrando a su presa bajo el agua, donde se ahoga y es devorada.

También te puede interesar:

¿Quieres ver más artículos de cocodrilos? Seguro que sí. Aquí te dejamos unos cuantos más.